CENTRO CLÍNICO BETANZOS 60

Avenida Betanzos, 60
Esquina con Avenida de la Ilustración
28034 – MADRID  (ESPAÑA)
917 302 684  y  917 304 202  (teléfono y FAX)

 

Quiénes somos

Ginecología y Obstetricia

Otras especialidades

Dermoestética

Certificados médicos

Citas e información

 

 

 

 

 

Inicio > Ginecología y Obstetricia > Unidad ginecológica

 

·Generalidades. 2

oAnatomía genital femenina. 2

oChequeo ginecológico. 2

·Diagnóstico. 2

oAnalítica. 2

oBiopsia ginecológica. 2

oCitología. 2

oColposcopia. 2

oExudado y/o frotis vaginal2

oEcografía ginecológica. 2

oEcografía mamaria. 2

oHisteroscopia diagnóstica. 2

oLaparoscopia diagnóstica. 2

oLegrado diagnóstico. 2

oPolipectomía. 2

·Tratamiento. 2

oCirugía convencional2

oHisteroscopia quirúrgica. 2

oLaparoscopia quirúrgica. 2

·Cáncer ginecológico. 2

oQué es el cáncer2

oEl cáncer en la mujer2

oFactores de riesgo. 2

oDiagnóstico. 2

oTratamiento. 2

oPrevención del cáncer ginecológico. 2

oCáncer del cuello de útero. 2

·Patología ginecológica más frecuente. 2

oCondilomatosis. 2

oEndometriosis. 2

oHemorragias. 2

oIncontinencia de orina. 2

oInfecciones de orina. 2

oOtras infecciones. 2

oCandidiasis. 2

oMiomas. 2

oQuistes de ovario. 2

oOvarios poliquísticos. 2

oTrastornos hormonales. 2

·De su interés. 2

oEnvejecimiento saludable. 2

oLa adolescencia femenina. 2

oLa regla y el síndrome premenstrual2

oHigiene femenina, compresas y tampax. 2

oSexualidad. 2

 

Generalidades

Anatomía genital femenina

El aparato genital femenino está formado por un conjunto de órganos específicamente estructurados para garantizar la función reproductora bajo la vigilancia de un complejo mecanismo hormonal de regulación.

Deben considerarse:

·    El aparato genital interno.

o    Los ovarios.

Son dos órganos que se encargan de producir los óvulos (células reproductoras femeninas) y las hormonas sexuales femeninas.

o    El útero.

El útero es el lugar donde crece y se desarrolla el feto cuando se produce el embarazo.

Tiene forma de pera invertida y sus paredes interiores están recubiertas por un tejido que se llama endometrio especialmente diseñado para recibir al embrión fecundado.

o    Las trompas uterinas y/o de Falopio.

Son los conductos que unen los ovarios con el útero.

o    La vagina.

Es la parte del aparato genital interno que se comunica con el exterior

·    El aparato genital externo.

o    La vulva.

Es la zona comprendida entre el Monte de Venus y el orificio anal.

La correcta posición de estos órganos en la cavidad abdominal se mantiene gracias a un complicado sistema de sujeción (pelvis y ligamentos uterinos).

EL ÚTERO

El útero es un órgano muscular hueco posicionado entre el recto (posteriormente) y la vejiga (anteriormente).

El útero o matriz tiene el tamaño y la forma de pera invertida.  Está formado por dos partes distintas:

·    El cuerpo.

Formado por los dos tercios superiores.

Sus paredes están formadas por un músculo muy potente y elástico.  En su interior forma una cavidad cuyas paredes, al igual que las de la vagina, se tocan.  Esta cavidad esta tapizada por una mucosa denominada endometrio que se desprende todos los meses:  la regla o menstruación.

Es muy distensible, permitiendo en el embarazo que en su interior se albergue un bebé.

·    El cérvix o cuello.

Formado por el tercio inferior.

Pone en contacto el cuerpo del útero con la vagina a través de un conducto muy fino y estrecho, el canal cervical.  En él realizamos la colposcopia y/o la citología, porque es la zona donde se acantonan los virus del papiloma humano HPV / VPH.

Por este orificio saldrá la regla todos los meses.  Es el único paso posible entre la vagina y el interior del útero, tanto para los espermatozoides que fecundarán al óvulo como para las infecciones vaginales que pudiera haber.  Nunca pasarán a su través ni los anillos vaginales ni los tampones.

Las dos partes del útero están unidas por un estrechamiento llamado istmo.  La función principal del útero es permitir al embrión anidarse y desarrollarse.

LAS TROMPAS UTERINAS

Las trompas uterinas (o trompas de Falopio) son dos conductos que se proyectan desde los cuernos uterinos a la cavidad peritoneal, cerca de los ovarios.

La parte distal de las trompas se ensancha formando apéndices móviles (fimbrias) que permiten capturar la célula‑huevo procedente del ovario.

Las trompas tienen un papel fundamental en el proceso de reproducción; de hecho, en su interior, se produce la fecundación de la célula‑huevo por parte del espermatozoide.

La patología de las trompas representa una de las causas más frecuentes de infertilidad femenina.

LOS OVARIOS

Los ovarios son dos pequeñas glándulas en forma de almendra, de color blanco, situadas simétricamente en la cavidad abdominal a los lados del útero al que están sujetas por el ligamento útero‑ovárico.

Tienen dos funciones distintas:

·    Contener y dejar salir todos los meses los óvulos.

Los ovarios contienen las gónadas femeninas en su interior.  Desde el nacimiento, todas las mujeres sanas tienen miles de óvulos en cada ovario.

Bajo la acción de las hormonas hipofisarias, desde la pubertad hasta la menopausia, se producen los procesos que llevan a la maduración de los folículos y terminan cíclicamente con la ovulación.

Aproximadamente cada 28 días, un óvulo sale de un ovario y se desplaza por las trompas hacia el útero.  Si es fecundado por un espermatozoide, se produce un embarazo.  Si no es fecundado, el endometrio se desprenderá de las paredes uterinas hacia el exterior produciéndose la menstruación o regla.

·    Fabricar las hormonas sexuales femeninas.

Éstas son las responsables de:

o    Desarrollar en la mujer desde la pubertad los caracteres femeninos secundarios:  desarrollo de las mamas, del vello púbico y axilar...

o    Su actuación a nivel del endometrio, desarrollando su crecimiento para la anidación del óvulo fecundado, o en su carencia, la menstruación o la regla.

Los ovarios, junto con las trompas uterinas, constituyen los anexos uterinos.

LA VAGINA

La vagina es un canal de 8 a 10 cm de largo, fibromuscular y elástico que comunica el útero con los genitales externos o vulva.  Sus paredes son parecidas a la de los labios menores y/o a las del interior de la boca.  Son muy elásticas, aunque habitualmente están plegadas unas sobre otras.

Normalmente es húmeda y su medio es ácido para evitar las infecciones y facilitar las relaciones sexuales.  La humedad es variable y depende de muchos factores que la pueden aumentar:  el embarazo y la lactancia, la excitación sexual, la pubertad...  Disminuye tras la menopausia.

En la proximidad del cérvix uterino, la vagina se dilata formando dos pliegues (fórnix vaginales) que envuelven al útero.

La vagina permite el paso de los espermatozoides y, durante el parto, se dilata para favorecer la salida del feto.  Los tampax se quedan en su interior pero nunca pasarán de ahí.

LA VULVA

Constituye los genitales externos femeninos.  Lo primero que se ve es el vello púbico, que cubre lo que se llama el Monte de Venus.  Está cubierto por vello generalmente fuerte y rizado, y tiene una almohadilla de grasa por debajo de la piel que hace que sea blando.

La vulva es la zona comprendida entre el Monte de Venus y el ano.  Distinguimos en ella:

·    Los labios mayores.

Son pliegues de piel cubiertos de vello que rodean a los labios menores.  Tienen un color rosado o más oscuro, glándulas que los mantienen húmedos, muchas terminaciones nerviosas y son muy sensibles al tacto.

Se unen por arriba, justo por debajo del Monte de Venus, y tapan un pequeño órgano del tamaño de un guisante, que es el clítoris.

·    Los labios menores.

Son más pequeños que los labios mayores, por dentro de ellos y no tienen vello.  Tapan y protegen dos pequeños orificios:  uno más pequeño y alto, el meato urinario, y otro inferior y más grande, que es la entrada a la vagina.

·    El clítoris.

Es el órgano más sensible para sentir placer y/o llegar al orgasmo.  Ocupa la unión anterior y superior de los labios menores.

A pesar de su pequeño tamaño, es una de las partes más sensibles del cuerpo de la mujer.

·    Orificio uretral.

La salida de la uretra (orificio uretral) y/o meato urinario es por donde sale la orina; es anterior y pone en contacto la vejiga de la orina con el exterior.

·    Orificio vaginal.

La apertura externa de la vagina (orificio vaginal), es un orificio más posterior al uretral; es más grande, y es por él por donde se realiza el coito y se produce el parto vaginal.

Pone en contacto el aparato genital externo e interno.

·    La desembocadura de las glándulas de Bartolini.

Estas glándulas son dos estructuras que se encuentran una a cada lado de los labios menores y por dentro de los labios mayores, su función es proporcionar lubricación en las relaciones sexuales.

·    Himen.

El himen es una capa delgada y frágil de tejido que bloquea la entrada a la vagina, pero no llega a cubrirla del todo, porque tiene un orificio en el centro.

El himen es de tamaño y consistencia diferente en cada mujer.

Se piensa que tiene una función, sobre todo en la infancia, de protección del aparato genital interno, evitando el paso de gérmenes a su interior.

Su existencia ha estado siempre asociada a la virginidad y/o ausencia de relaciones sexuales coitales.  En ellas y durante la penetración se rompen vasos sanguíneos y es posible que se sangre y/o se sienta dolor.  Esto no debe preocupar en principio.

El himen se puede romper también por otros factores durante la infancia y/o adolescencia, como montar en bicicleta, en caballos...

Chequeo ginecológico

Todas las mujeres, especialmente desde que inician sus relaciones sexuales, deben acudir a revisiones ginecológicas periódicas.

Aconsejamos realizarlas con una periodicidad anual, siempre y cuando no existan otros motivos que obliguen a una periodicidad distinta.

En estas revisiones se recibe información sobre los métodos anticonceptivos y los hábitos saludables, y se realizan las exploraciones necesarias para descartar alguna alteración de las mamas y/o el aparato genital.

No hay motivo para tener ningún temor a estas revisiones, ya que las exploraciones médicas y ginecológicas realizadas con cuidado no producen dolor.

Con estas revisiones comprobamos la normalidad o detectamos la existencia de patología del aparato genital de la mujer.  Los objetivos de estos controles de salud son:

·    Buscar enfermedades sin síntomas aparentes.

·    Conocer el propio cuerpo y su funcionamiento normal, así como sus cuidados.

·    Realizar un seguimiento adecuado del método anticonceptivo elegido.

·    Consultar dudas o temores sobre la salud, la sexualidad o la anticoncepción.

En los chequeos ginecológicos realizamos:

·    Historia clínica completa.

·    Exploración médica y ginecológica.

·    Pruebas de rutina.

Como la citología (prueba o test de Papanicolau).

·    Pruebas complementarias, si son necesarias:

o    Análisis de sangre.

o    Ecografía.

o    Exudado y/o frotis.

o    Mamografías.

o    Densitometrías.

o    Etc.

Con todo ello, pretendemos la detección y prevención precoz de la patología genital de la mujer, de las infecciones de transmisión sexual y del cáncer ginecológico, sobre todo el de mama y de cuello uterino.

HISTORIA CLÍNICA

La historia clínica médico-ginecológica completa consiste en un interrogatorio médico exhaustivo en el que analizaremos, en primer lugar, el motivo fundamental de su consulta, sus antecedentes personales, tanto médicos como quirúrgicos, sus antecedentes familiares, su historia menstrual y toco-ginecológica, los métodos anticonceptivos, así como aspectos psicosociales y sexuales de interés para resolver sus problemas.

EXPLORACIÓN MÉDICA Y GINECOLÓGICA

Se realiza de las distintas áreas ginecológicas:

·    Exploración mamaria y axilar.

Buscando nódulos mamarios, secreción por el pezón, alteraciones de la piel y/o pezón...

·    Exploración del abdomen.

Incluye la inspección, la palpación, la percusión y la auscultación.

·    Exploración de los genitales externos.

Examinamos los labios mayores y menores, el clítoris, el meato urinario, el himen...

·    Exploración de los genitales internos.

Mediante un tacto vaginal, que realizaremos con guantes estériles de protección, determinaremos el tamaño y forma del útero y los ovarios, del cuello uterino...

FORMATO DE HISTORIA CLÍNICA

Pulsando aquí puede ver el formato de historia clínica que utilizamos en nuestro Centro y que rellenaremos en su primera consulta; lo completaremos con la exploración y las pruebas complementarias que le realicemos.

Diagnóstico

Analítica

Una vez realizada la historia clínica, se prescribirán los análisis clínicos que se consideren pertinentes:

·    General / ITS.

·    Cultivos.

·    Marcadores tumorales.

·    Técnica PCR.

Biopsia ginecológica

QUÉ ES LA BIOPSIA GINECOLÓGICA

Se trata de una intervención consistente en la extirpación de un fragmento de tejido, con fines diagnósticos y/o terapéuticos.  La podremos realizar en diferentes áreas del aparato genital:

·    Cervical.

En el cuello de la matriz.

·    Endometrial.

En el cuerpo del útero.

·    Vulvar.

O biopsia externa.

CÓMO SE REALIZA LA BIOPSIA GINECOLÓGICA

Según el área del aparato genital, distinguimos tres tipos:

·    Biopsia vulvar.

Precisa anestesia local.

Siempre la haremos bajo control colposcópico.  Dada la gran cantidad de terminaciones nerviosas de la zona, siempre deberemos usar anestesia, al menos local.

Según el tamaño de la lesión, la técnica será diferente:

o    Biopsia única de molde.

Para lesiones menores de un centímetro.

o    Doble.

Para lesiones mayores.  Consta de una biopsia al margen de la lesión y otra en el centro de la misma, si no esta ulcerada.

·    Biopsia cervical.

No precisa anestesia; es indolora.

Siempre la haremos bajo control colposcópico.  Haremos tomas del tejido iodonegativo, manchas blancas o leucoplasias.  Es, pues, una biopsia 'precisa' porque la hacemos en las áreas sospechosas de lesión.

Con unas pinzas especialmente diseñadas para esta técnica médica, recogemos muestras de 5-6 mm.  Las molestias para la paciente son mínimas y la recuperación, inmediata.

·    Biopsia endometrial.

Es una biopsia del endometrio, también llamada 'legrado uterino diagnóstico'.

Puede precisar anestesia general o regional, aunque no siempre.  El tipo de anestesia será valorado en el estudio preoperatorio por el anestesista.

Recogemos una muestra de endometrio (mucosa del interior de la cavidad uterina) que se examina histológicamente para descartar el cáncer de dicha zona.

No se necesita ninguna preparación especial para este examen.

QUÉ DEBEMOS SABER DE LA BIOPSIA GINECOLÓGICA

Como toda intervención quirúrgica, tanto por la propia técnica como por el estado de salud de cada paciente (diabetes, cardiopatías, hipertensión, anemias, obesidad, edad avanzada...), la biopsia ginecológica lleva implícitas una serie de complicaciones comunes y otras potencialmente más importantes que podrían requerir tratamientos complementarios, tanto médicos como quirúrgicos, así como, excepcionalmente, un porcentaje mínimo de mortalidad.

Las complicaciones especificas de la biopsia mas frecuentes son:

·    Hemorragia inmediata o tardía.

·    Infección.

·    Quemaduras accidentales.

En el caso de utilizar electrocirugía, tanto en el electrodo activo como quemaduras distales.

·    Edema-hinchazón.

Se puede producir en la biopsia de vulva.  Cede con hielo local.

·    Reacción vagal con lipotimia.

Excepcionalmente.

·    Reacción alérgica al anestésico local.

Si en el momento del acto quirúrgico surgiera algún imprevisto, podríamos variar la técnica quirúrgica habitual o programada, previo el consentimiento informado escrito de la paciente.

PARA QUÉ SIRVE LA BIOPSIA GINECOLÓGICA

Siempre indicaremos una biopsia cuando observemos un área anormal en la inspección física y/o ecográfica, y/o en el caso de citología anormal.

Si la lesión es grande y se ve, simplemente haremos la toma con el instrumental adecuado.

Si la lesión no es visible y/o es muy pequeña, nos será de utilidad el uso de la colposcopia, que nos delimitará bien la lesión y para poder, así,, realizar una biopsia mucho más precisa.

Los médicos especialistas en Anatomía-Patológica del Centro Clínico Betanzos 60 examinarán la muestra recogida y nos informarán si el tejido analizado es normal, anormal o canceroso.

QUÉ RESULTADOS DA LA BIOPSIA GINECOLÓGICA

La pieza o piezas extirpadas en la intervención se someterán a estudio anatomopatológico posterior para obtener el diagnóstico definitivo, siendo la paciente y/o sus familiares o su representante legal, si es el caso, informados de los resultados del estudio.

Dependiendo de los resultados anatomopatológicos y, por lo tanto, del diagnóstico definitivo, puede ser necesario completar esta intervención con otra más amplia, de la que le informaremos en su caso.

Citología

También llamada   Citología cervical   o   Pap Test   o   Test de Papanicolau.

QUÉ ES LA CITOLOGÍA

Es un examen indoloro que consiste en la toma de células de la vagina y del cuello uterino mediante una espátula.  Posteriormente, las muestras tomadas serán coloreadas y examinadas al microscopio por un médico citólogo.

CÓMO SE REALIZA

Es una técnica sencilla e inocua que se debe de realizarse:

·    Preferiblemente sin la regla.

·    Es muy aconsejable que esté lo más relajada posible.

·    Sin usar ese día tampax.

Porque hace que la vagina esté más seca.

·    Sin hacer lavados vaginales previos.

·    Sin tratamiento con óvulos vaginales los días anteriores a su realización.

·    Habiendo orinado antes de efectuarla.

Se realiza de la forma siguiente:

·    Colocamos a la mujer en la camilla y en la postura ginecológica, ponemos un espéculo en la vagina y visualizamos el cuello del útero.

·    Con una espátula especialmente diseñada para este acto médico, realizamos una triple toma de células:

o    Toma vaginal.

En el fondo vaginal.

o    Toma exocervical.

En la zona de transformación del cérvix.

o    Toma endocervical.

En el canal cervical.

·    Las tomas realizadas las ponemos en un portaobjetos de cristal y las fijamos con un líquido especial.

Estas tomas las enviaremos para su estudio a nuestro médico citólogo.

Puede ser normal que presente un pequeño sangrado después de la prueba.

Esta prueba no conlleva ningún riesgo.

PARA QUÉ SIRVE

Con ella podemos diagnosticar tres cosas distintas:

·    Las alteraciones morfológicas de las células, las alteraciones precursoras del cáncer de útero, la neoplasia cervical intraepitelial o CIN o el propio cáncer de útero.

·    Las infecciones vaginales más comunes.

·    Diagnóstico hormonal, según el tamaño y la forma celular.

QUÉ RESULTADOS DA

·    Alteraciones morfológicas:

o    Normal.

Lo más habitual.

o    CIN I.

O displasia de bajo grado.

o    CIN II.

O displasia moderada-grave.

o    CIN III.

O cáncer in situ.

·    Infecciones vaginales.

La más habitual la candidiasis, cocos y/o flora mixta...

·    Alteraciones hormonales.

Como la atrofia vaginal en la menopausia.

De resultar anormal, podrá requerir su repetición en un plazo inferior al normal, de 3 a 6 meses, o de una evaluación colposcópica y/o una biopsia dirigida.

Colposcopia

QUÉ ES LA COLPOSCOPIA

La colposcopia es la exploración del cuello del útero-orificio de tenca (y del epitelio vaginal) mediante su visualización binocular con una lente de aumento de unas 10 a 30 veces su tamaño normal.

Con dicha lente se logra ampliar la imagen del cérvix uterino para poder estudiar bien el tipo de epitelio que tiene, la vascularización de éste y detectar lesiones que pudieran existir.

CÓMO SE REALIZA LA COLPOSCOPIA

Utilizamos un aparato llamado colposcopio que posee un luz y lentes de diferentes aumentos.

Para realizar esta técnica, es conveniente que se esté sin la regla.  Dura poco (minutos) y es indolora.  No se debe realizar a las pacientes con alergia al yodo y/o al ácido acético (que se encuentra en el vinagre), o bien obviar en ellas el uso de estas substancias.

Colocamos un espéculo como para hacer la citología y visualizamos el fondo vaginal (fórnix) y la parte inferior del útero:  el cuello del útero y el inicio del canal endocervical.  En esta zona, llamada zona de transición y/o zona de unión escamo-columnar, es donde aparece el cáncer de cérvix en más del 90% de los casos.

Antes del examen colposcópico, y para una mejor visualización, limpiamos dicha zona con ácido acético diluido para quitar el moco y/o flujo vaginal y ver bien el límite antes dicho, la región del epitelio plano externo del cuello de útero cuando se une al epitelio glandular de la mucosa del canal endocervical.

Luego procedemos a teñir la zona con una solución rica en yodo llamada Lugol o solución de Schiller.  Si las células son normales, se tiñen de ese color negro-azabache característico del yodo y debemos de considerar que ahí, no hay patología.

Pero las células anormales, infectadas por el virus del papiloma humano VPH / HPV, no admiten dicha solución y aparecen al examen colposcópico como zonas blancas que técnicamente denominamos 'leucoplasias'.  Estas zonas blancas son las lesiones que tenemos que estudiar y de las que debemos tomar una pequeña muestra.  A esto lo denominamos biopsia cervical dirigida con colposcopio.

PARA QUÉ SIRVE LA COLPOSCOPIA

La colposcopia sirve, pues, para identificar esas zonas sospechosas de infección vírica que pueden evolucionar con el tiempo a lesiones malignas del cuello del útero.

Por ello, la podemos realizar de forma:

·    Rutinaria, en cada revisión ginecológica.

·    Sólo si en la citología vaginal hay alguna alteración.

QUÉ RESULTADOS DA

Detectamos:

·    Colpitis:

o    Inflamaciones por infecciones.

o    Colpitis atrófica en la menopausia.

o    Etc.

·    Pólipos cervicales.

·    Lesiones precancerosas:

o    Leucoplasias o manchas blancas.

o    Alteraciones displásicas del cuello de útero, que con años de evolución acabarían en cáncer.

·    Cánceres.

Exudado y/o frotis vaginal

QUÉ ES EL FROTIS VAGINAL

Es el examen que hacemos en fresco del 'flujo vaginal' para determinar la posible causa infecciosa de una vaginitis o inflamación de la vagina.

El flujo vaginal puede variar en:

·    Consistencia.

Espeso, pastoso, líquido...

·    Color.

Blanco, transparente, amarillento...

·    Olor.

Ciertas vaginosis bacterianas presentan un mal olor típico, como pescado viejo...

El flujo vaginal que súbitamente cambia de color, olor o consistencia, o aumenta o disminuye significativamente en cantidad, puede ser indicio de un problema subyacente, como una infección.

Asimismo, nos hacemos una idea de las fases del ciclo menstrual y de la actividad ovárica.  El flujo cambia según los días del ciclo menstrual, incrementándose en los días de la ovulación, por el aumento de los estrógenos.

A diferencia de la citología, no podremos precisar si hay alteraciones morfológicas (células cancerosas) porque éstas no son teñidas, las vemos al fresco.

CÓMO SE REALIZA EL EXUDADO VAGINAL

Se la coloca en la postura ginecológica habitual como si la fuéramos a realizar una citología.  Tras colocar el espéculo para ver bien la vagina y el cuello del útero, tomamos flujo vaginal con una espátula de madera especialmente diseñada para esta prueba, y lo colocamos en un porta-objetos de cristal con una gota de suero fisiológico para diluir la muestra y verla mejor al microscopio óptico.

En El Centro Clínico Betanzos 60, disponemos de este microcopio en la misma consulta de Ginecología, por lo que le damos el resultado de inmediato.

QUÉ DEBEMOS SABER SOBRE ESTA TÉCNICA MÉDICA

Ésta es una prueba inocua y es aconsejable que, para su realización, no se esté con la regla; tampoco debe realizar tratamientos vaginales previos a ella.

La realizamos habitualmente ante una consulta 'urgente-preferente' que usted nos solicite por picor, escozor, mal olor, irritación vaginal...  Ésta es una consulta muy frecuente de nuestra práctica diaria.

PARA QUÉ SIRVE EL EXUDADO VAGINAL

El examen se puede realizar para determinar la causa de la vaginitis, flujo vaginal anormal, mal olor u otros signos de infección.

También se usa para la determinación de infecciones de transmisión sexual como las tricomoniasis.

QUÉ RESULTADOS DA EL EXUDADO VAGINAL

En el caso de detectarse una infección, ésta se identifica:  candidiasis, flora mixta, vaginosis bacteriana...

Así, como en el Centro Clínico Betanzos 60 el resultado de la prueba es inmediato, le propondremos el tratamiento adecuado para que remitan los síntomas que usted pueda presentar.

Ecografía ginecológica

Descripción pendiente de introducir.

Disculpe las molestias, estará disponible en breve.

Ecografía mamaria

Descripción pendiente de introducir.

Disculpe las molestias, estará disponible en breve.

Histeroscopia diagnóstica

QUÉ ES LA HISTEROSCOPIA

Es una técnica que se utiliza para visualizar el interior de la cavidad uterina (el endometrio) con un sistema óptico ampliado.  Nos permite una visión directa y/o indirecta, mediante una cámara de vídeo endoscópico de alta resolución.

CÓMO SE REALIZA LA HISTEROSCOPIA

Se realiza de forma ambulatoria y no precisa preparación alguna.  Dura de cinco a diez minutos.  Colocamos a la paciente en posición ginecológica, como si fueramos a hacer una citología.

Esta técnica no precisa habitualmente anestesia.  Si hay que emplearla, lo más frecuente es utilizar anestesia local a nivel cervical.  Si se precisara otro tipo de anestesia, será valorada por el anestesista.

Necesitamos un aparato llamado histeroscopio, que es un sistema óptico conectado a un monitor externo.  El sistema óptico tiene un grosor de 3 a 4 mm y lo introducimos por el canal endocervical.

Para distender la cavidad endometrial necesitamos un medio acuoso (suero fisiológico o agua de irrigación) o gaseoso (monóxido de carbono).

Tras la exploración aconsejamos estar en la clínica entre 15 y 30 minutos; mejor tumbada.  Luego puede reincorporarse a su vida normal para llevar a cabo su actividad cotidiana.

Está contraindicada de forma absoluta si existiese un embarazo, una infección pélvica aguda y/o reciente, o un cáncer endocavitario ya conocido, por el peligro de diseminación.

QUÉ DEBEMOS SABER DE ESTA TÉCNICA MÉDICA

Toda intervención quirúrgica, tanto por la propia técnica como por el estado de salud de cada paciente (diabetes, cardiopatías, hipertensión, anemia, obesidad, edad avanzada...) lleva implícita una serie de complicaciones comunes y otras potencialmente más importantes que podrían requerir tratamientos complementarios, tanto médicos como quirúrgicos, así como, excepcionalmente, un porcentaje mínimo de mortalidad.

Las complicaciones especificas de esta técnica son:

·    Imposibilidad de realizarla.

·    Dolor.

·    Hemorragia.

·    Perforación uterina.

·    Desgarros cervicales.

·    Reacción vagal.

Si se atraviesa el orificio cervical con el histeroscopio.

Consiste en la aparición de bradicardia (disminución de la frecuencia cardíaca) con sensación de náuseas y de mareo, que en ocasiones precisa la administración de atropina.

Si se utiliza gas como medio de expansión de la cavidad uterina, puede aparecer:

·    Omalgia, dolor a nivel del omoplato o del hombro, por el paso de gas a la cavidad abdominal.

·    Ocasionalmente, infección de las trompas (salpingitis).

·    Muy excepcionalmente (en menos del 1 por 10.000 de los casos) puede ocurrir un tromboembolismo gaseoso, por el paso de gas a la sangre.

Si en el momento del acto quirúrgico surgiera algún imprevisto, podríamos modificar la técnica quirúrgica habitual o programada.

PARA QUÉ SIRVE LA HISTEROSCOPIA

Con ella podemos diagnosticar la numerosa patología que afecta a la cavidad uterina.

Sus indicaciones más frecuentes son:

·    Estudio de las hemorragias que acontecen en la peri y postmenopausia.

Están causadas fundamentalmente por alteraciones hormonales, pólipos, miomas...  Pero pretendemos descartar sobre todo el carcinoma de endometrio.

·    Como estudio extensivo a una citología cérvico-vaginal sugestiva de patología cervical y/o endometrial.

Porque podemos ver el canal endocervical.

·    Sirve para evidenciar 'áreas anormales' dentro de la cavidad uterina y realizar, así, una biopsia más precisa de la zona.

·    Asimismo, en el transcurso de la histeroscopia podemos extraer pólipos, resecar miomas...

Pero entonces hablamos de histeroscopia quirúrgica.

·    Estudio de las imágenes ecográficas anormales e inespecíficas.

Como la alteración del grosor endometrial, patología tumoral, líquidos libres en la cavidad...

·    Estudio de la esterilidad y/o infertilidad.

Como los abortos de repetición, de imágenes histerográficas patológicas, de divisiones-tabiques endometriales...

·    Otras indicaciones menos frecuentes.

Como localización de DIU y/o cuerpos extraños, control de cirugía endocavitaria, estudio de la enfermedad molar...

QUÉ RESULTADOS DA LA HISTEROSCOPIA

La pieza o piezas extirpadas, en su caso, en la intervención se someterán a estudio anatomopatológico posterior para obtener el diagnóstico definitivo, siendo la paciente y/o sus familiares o representante legal, cuando proceda, informados de los resultados del estudio.

Laparoscopia diagnóstica

QUÉ ES LA LAPAROSCOPIA DIAGNÓSTICA

Consiste en la inspección de los órganos pélvicos de la mujer mediante un endoscopio insertado a través de la pared abdominal.  Inicialmente la consideramos como una cirugía 'mínimamente invasiva'.

La laparoscopia es una técnica que utiliza uno o más instrumentos introducidos en el abdomen a través de pequeñas incisiones.  Están dotados de luz y cámara para permitir ver los órganos pélvicos y utilizar, bajo visión directa, una serie de instrumentos adicionales.

CÓMO SE REALIZA LA LAPAROSCOPIA DIAGNÓSTICA

Se realiza bajo anestesia general (necesita un estudio preoperatorio previo que será valorado por el anestesista), practicando pequeñas incisiones en el abdomen en los puntos donde deberán pasar los instrumentos (trocares) necesarios para este procedimiento.  La incisión inicial la solemos hacer en el ombligo, para que luego no se note.  En general, hacemos dos o tres incisiones.

A continuación, se inyecta una mezcla gaseosa con una aguja por el ombligo, para distender el abdomen.  Generalmente se emplea dióxido de carbono.

Se sujeta el útero con una pinza, introduciendo una cánula por el cérvix para poder desplazar el útero una vez introducido el endoscopio.

QUÉ DEBEMOS SABER SOBRE ESTA TÉCNICA MÉDICA

Toda intervención quirúrgica, tanto por la propia técnica como por el estado de salud de cada paciente (diabetes, cardiopatías, hipertensión, anemia, obesidad, edad avanzada, etc...) lleva implícita una serie de complicaciones comunes y otras potencialmente más importantes que podrían requerir tratamientos complementarios, tanto médicos como quirúrgicos, así como, excepcionalmente, un porcentaje mínimo de mortalidad.

Existe una serie de molestias y/o efectos secundarios más o menos frecuentes propios del postoperatorio de la laparoscopia.  Son:

·    Dolor de hombro.

·    Hinchazón abdominal.

·    Hemorragia vaginal leve.

Las complicaciones específicas de la laparoscopia, son:

·    Lesiones vasculares.

·    Hemorragias con la posible necesidad de transfusión (intra o postoperatoria).

No se puede descartar a priori que en el transcurso de la operación programada surja la necesidad de una transfusión sanguínea, que en todo caso, se realizaría con las garantías debidas y por el personal cualificado para ello.

·    Accidentes eléctricos.

·    Lesiones de órganos vecinos.

Intestino delgado, intestino grueso, vejiga, uréteres...

·    Infecciones, intra y postoperatorias.

·    Enfisema subcutáneo.

·    Tromboembolismo gaseoso.

La mayoría de las complicaciones pueden requerir acelerar, retrasar o suspender la intervención.

Complicaciones severas que requieran histerectomía, colostomia o que sean causa de fallecimiento, difícilmente suceden, pero son posibles.

Si en el momento del acto quirúrgico, por surgir algún imprevisto o porque tras la inspección laparoscópica cuidadosa se observaran condiciones que requirieran la reconversión de la laparoscopia hacia la cirugía tradicional abierta o laparotomía, la paciente nos debe dar previamente a la intervención su autorización para que podamos variar la técnica quirúrgica inicialmente programada.

PARA QUÉ SIRVE LA LAPAROSCOPIA DIAGNÓSTICA

Esta técnica se utiliza tanto para el diagnóstico, como para el tratamiento de algunas patologías:  endometriosis, miomas, etc.

Es la observación directa del aparato genital interno de la mujer, obteniendo una información que no siempre puede ser proporcionada de forma fiable por otras exploraciones como el examen físico, la ecografía o la radiología.

Es nuestra cirugía de elección porque permite un diagnóstico y tratamiento de muchas patologías ginecológicas de forma menos agresiva que la cirugía tradicional, minimizando las secuelas, siendo su recuperación casi inmediata, perteneciendo al grupo de cirugía de mínima estancia hospitalaria.

Las principales Indicaciones para su realización son:

·    Estudio de la patología quística de los ovarios y de las hemorragias internas.

Como es la endometriosis y los quistes ováricos rotos, bien funcionales bien patológicos.

·    Estudio de la esterilidad e infertilidad.

Estudiando, por ejemplo, la permeabilidad tubárica.

Se introduce un contraste a través del movilizador uterino, con el fin de ver su paso a través de cada una de las trompas uterinas y confirmar su permeabilidad.

·    Estudio del dolor abdominal en bajo vientre de causa desconocida.

·    Estudio del diagnóstico del embarazo ectópico

·    Estudio de la extensión y gravedad de la endometriosis.

Sus principales contraindicaciones son:

·    El embarazo.

·    Las adherencias en la pared abdominal del intestino.

Motivadas por cirugía abdominal previa y/o infecciones como la peritonitis.

·    Contraindicaciones anestésicas.

Como cardiopatías, insuficiencia pulmonar...

QUÉ RESULTADOS DA LA LAPAROSCOPIA DIAGNÓSTICA

La pieza o piezas extirpadas en la intervención se someterán a estudio anatomopatológico posterior para obtener el diagnóstico definitivo.  Es la paciente y/o sus familiares o representante legal, en su caso, informados de los resultados del estudio.  Dependiendo de estos resultados anatomopatológicos y, por tanto, del diagnóstico definitivo, puede ser necesario completar esta intervención con otra mas amplia, de la que será informada en su caso.

Legrado diagnóstico

QUÉ ES EL LEGRADO DIAGNÓSTICO

El principal propósito del legrado es obtener muestras del tejido endometrial y/o endocervical para su estudio histológico en aquellos casos en los que exista sospecha de patología endometrial por clínica y/o ecografía.

A veces puede ser de valor terapéutico para aliviar transitoriamente una metrorragia funcional copiosa y/o extirpar un pólipo endometrial.

Actualmente debe abandonarse la realización de legrado uterino con finalidades diagnósticas como lo hacíamos hasta ahora, 'a ciegas'.  Con el advenimiento de la histeroscopia, que permite al ginecólogo ver directamente el interior de la cavidad uterina y practicar un legrado más preciso de las zonas sospechosas (por lesión benigna y maligna) o tomar fragmentos de tejidos (biopsia endometrial).

CÓMO SE REALIZA EL LEGRADO DIAGNÓSTICO

El legrado diagnóstico sólo se puede realizar por vía vaginal.

La intervención se efectúa con anestesia general (necesitamos pues, un estudio preoperatorio previo valorado por el anestesista) o también local paracervical (en el cuello del útero).

Se realiza en dos fases:

·    Dilatación del cuello del útero.

La realizamos con unas varillas metálicas denominadas dilatadores que son de diferente grosor y tamaño, y que nos permite acceder al interior del útero.

·    Legrado o curetaje o raspado de las paredes del interior del útero.

Utilizamos una legra o cureta, que es un asa de metal.

Raspamos suavemente el interior del útero con curetas que permiten la toma de muestras de endometrio, el tejido que recubre la parte interna de la cavidad uterina, para un adecuado examen histológico.

Si no existe ninguna complicación, le damos el alta a las pocas horas de la intervención y podrá reincorporarse a la vida normal al día siguiente.  En esas primeras 48‑72 horas puede sentir unas ligeras molestias en el bajo vientre, que cederán espontáneamente o con la toma de una analgésico de su uso habitual (paracetamol...).  Puede manchar ligeramente unos días.

Hasta que le hagamos una revisión en consulta a la semana de la intervención, es aconsejable evitar las relaciones sexuales con penetración y los baños vaginales.  Se puede duchar diariamente.

QUÉ DEBEMOS SABER DEL LEGRADO DIAGNÓSTICO

Toda intervención quirúrgica, tanto por la propia técnica quirúrgica como por la situación vital de cada paciente (diabetes, cardiopatía, hipertensión, edad avanzada, anemia, obesidad...) lleva implícita una serie de complicaciones comunes y potencialmente serias que podrían requerir tratamientos complementarios, tanto médicos como quirúrgicos, así como un mínimo porcentaje de mortalidad.

Las complicaciones más frecuentes de esta intervención quirúrgica, por orden de frecuencia, pueden ser:

·    Infecciones con posible evolucion febril.

Urinarias, endometritis, salpingitis...

·    Hemorragias con la posible necesidad de transfusión intra o postoperatoria.

No se puede descartar a priori que en el transcurso de la intervención programada surja la necesidad de una trasfusión sanguínea que, en todo caso, se realizaría con las garantías debidas y por el personal facultativo cualificado para ello.

·    Perforación del útero, sobre todo en úteros atróficos o patología maligna.

Por eso, si en el momento del acto quirúrgico surgiera algún imprevisto, tendríamos que modificar la técnica quirúrgica habitual o programada, previo consentimiento escrito de la paciente.

PARA QUÉ SIRVE EL LEGRADO DIAGNÓSTICO

Sus principales indicaciones son:

·    Diagnóstico histológico del cáncer de útero, sobre todo del endometrio.

·    Tratamiento y diagnóstico de las hemorragias uterinas y/o sangrados uterinos anormales y/o inespecíficos.

Sobre todo en la peri y postmenopausia.

·    Estudio endometrial en la esterilidad e infertilidad.

·    Extracción de cuerpos extraños, de DIU...

QUÉ RESULTADOS DA EL LEGRADO DIAGNÓSTICO

Todo el material extraído en la intervención se someterá a estudio anatomopatológico posterior para obtener el diagnóstico definitivo, siendo la paciente y/o sus familiares o representante legal, en su caso, informados de los resultados del estudio.  Dependiendo de los resultados anatomopatológicos y,por lo tanto, del resultado definitivo, puede ser necesario completar esta intervención con otra más amplia, de la que la informaremos si procede.

Polipectomía

QUÉ SON LOS PÓLIPOS GINECOLÓGICOS

Los pólipos son tumoraciones, generalmente benignas, de las mucosas y los podemos encontrar en mujeres mayores de veinte años, generalmente después de los embarazos.  Se pueden localizar en distintos niveles:

·    Endocervicales.

En el cuello uterino o en el canal endocervical.  Cuelgan de un pedúnculo y protuyen (sobresalen o emigran) por el canal endocervical.

El pólipo cervical es por su naturaleza benigno.  Los pólipos se forman dentro del canal cervical y pueden tener diferentes tamaños, desde pocos milímetros hasta varios centímetros y ser individuales (lo más común) o múltiples, dos o tres a la vez.

Cuando el pólipo es pequeño no produce sangrado ni dolor.  Los pequeños son, por lo tanto, asintomáticos.

Los mayores, pueden presentar estos síntomas:

o    Flujo abundante, mucoso, amarillento, verdoso y/o blanco.

o    Reglas más abundantes, a veces con hemorragias, menorragias.

o    Sangrado vaginal anormal, fuera de la regla, después de las relaciones sexuales, sangrado en la posmenopausia...

·    Endometriales o de la mucosa del cuerpo del útero.

Los diagnosticamos por la ecografía transvaginal y los extirpamos con la histeroscopia quirúrgica.

·    Vaginales.

Suelen ser asintomáticos.

·    Vulvares y uretrales.

Se pueden infectar secundariamente al sangrar.

·    Anales.

Originados por una papilitis hipertrófica de la línea dentada.

Aconsejamos su control por nuestros especialistas en proctología.

CÓMO SE REALIZA LA POLIPECTOMÍA

Generalmente los pólipos son benignos y se pueden extirpar fácilmente.  Su recurrencia es poco común.

La realización de la polipectomía depende del tipo de los pólipos:

·    Pólipos endocervicales.

Conviene extirparlos porque pueden provocar sangrados intempestivos o tras las relaciones sexuales.

Generalmente su extirpación no precisa anestesia y la realizamos por torsión en la consulta, con una pinza especial en 'anillas'.

·    Pólipos endometriales.

Los quitamos mediante histeroscopia quirúrgica.

·    Resto de los pólipos (vaginales, vulvares).

Existen diversas técnicas quirúrgicas para su extirpación, pero básicamente consisten en su sección y ligadura de su pedúnculo, que suele estar muy vascularizado, bien con suturas normales, láser y/o criocoagulación.

QUÉ DEBEMOS SABER DE ESTA TÉCNICA MÉDICA

La polipectomía es una biopsia ginecológica específica, por lo que recomendamos que vea este mismo apartado en 'BIOPSIA GINECOLÓGICA'.

Algunos tipos de cánceres cervicales pueden aparecer inicialmente en forma de pólipos y pueden presentar infección tras su extirpación, por lo que precisarían un tratamiento antibiótico complementario.

PARA QUÉ SIRVE LA POLIPECTOMÍA

Para solucionar la sintomatología especifica que pueda presentar la paciente:

·    Flujo vaginal anormal.

·    Períodos anormalmente largos, en días y duración.

·    Sangrado vaginal anormal.

Por ejemplo tras mantener relaciones sexuales.

Aunque la mayoría de los pólipos son benignos, siempre debemos realizar un estudio anatomopatológico para descartar los pólipos malignos y/o cancerosos.  Por eso también debemos extirpar los pólipos asintomáticos.

QUÉ RESULTADOS DA LA POLIPECTOMÍA

Dependiendo del estudio anatomopatológico y, por lo tanto, del diagnóstico definitivo, puede ser necesario completar estas intervención con otra más amplia, de la le informaríamos en su caso.

 

ANÁLISIS CLÍNICOS

Lunes a sábado

De 08:30 a 10:30

SIN CITA PREVIA

 

VACUNA HPV / VPH

Lunes a viernes

De 12:00 a 13:00

SIN CITA PREVIA

Vacunamos GRATIS

Precio vacuna 155 €

 

 

 

 

 

GLOSARIO

 

 

Autorizado por la CAM 
Nº CS0276 y CS3836

 

BLOG

 

Compartir

 

 

 

Si no dispone del programa
Acrobat Reader
puede descargarlo aquí

 

 

 

Acceda al blog »

 

 

 

 

 

 

Aviso legal »   Ginecología y Obstetricia »   Dermoestética »   Ozonoterapia »   Psicología »   Glosario »   Mapa del sitio »   Blog »   Foro »   Noticias »   Página anterior »   Subir »

©          Avda Betanzos, 60   28034 – MADRID (ESPAÑA)         917 302 684 / 917 304 202                  Última actualización del sitio:  

Política de la web  |  Sitio optimizado para MS Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome, Safari y Opera  |   |   Este sitio lleva días en internet desde su creación